Septiembre 20, 2020

5 tips para los daños de cabello más comunes

 

Si notas que tu cabello carece de brillo, humedad o densidad, este es el momento de diagnosticar el problema y buscar una solución. Nos informamos bien sobre cada tipo de daño, cuáles son las causas comunes y qué puedes hacer para revertirlo (o al menos minimizarlo).

 

1. Puntas abiertas

Sabrás que tienes un problema cuando el extremo de un mechón de cabello se divida en dos o más cabezas, si el cabello se siente áspero debido a pequeños microchips o si está más débil. Además, se enredará mucho más si tienes las puntas abiertas.

 

Solución: Cortar el cabello es el mejor consejo para desterrar las puntas abiertas. Lo ideal es hacerse un recorte al menos cada dos meses. No tiene que ser un corte de pelo significativo para hacer la diferencia. Si necesitas una solución temporal hasta tu próximo corte prueba con un suero de reparación que contenga polímeros, que puede llenar y reparar cualquier división (pero que sepas que no es un sustituto del corte).

 

 

2. Daño por color y tintes

Tomar un descanso de las coloraciones no deshará todos esos años de tintes: tienes que esperar a que las zonas teñidas de tu cabello crezcan para deshacerte por completo del daño. Aunque, mientras eso sucede, puedes asegurarte de que tu color cause el menor daño posible acudiendo a un profesional que se preocupe por la condición de tu cabello.

Solución: Busca un colorista que anteponga la integridad de tu cabello y marcar la diferencia con el uso adecuado de productos químicos para color, que no sean demasiado fuertes para la textura de tu pelo y evitar la superposición innecesaria de color o decoloración en un cabello previamente teñido. Recuerda que hay tratamientos que contienen peróxido. También es importante seguir un plan de mantenimiento de color en el hogar utilizando productos seguros para el color. Y es que el champú equivocado puede levantar demasiado la cutícula y causar más desvanecimiento del color o pérdida de humedad. Un cabello coloreado y procesado en exceso revelará el daño más rápido que otros tipos de cabello. Por ejemplo, el cabello rizado se reseca más rápido y con más frecuencia, por ello necesita humedad adicional que ayude a que los rizos cobren vida. Si tu caso es el de unas hebras con mucha textura, apuesta por las mascarillas y tratamientos de acondicionamiento profundo con frecuencia.

 

3. Exceso de químicos

Los tratamientos químicos, como alisados y permanentes, estropean el cabello, lo que puede provocar la rotura. ¿Tu mejor defensa? La prevención. Una vez que la fibra capilar se ve comprometida, no puede repararse ni curarse, el objetivo debe ser evitar daños mayores ajustando los hábitos de peinado que crearon el problema e implementando prácticas que promueven la salud del cabello y la nutrición de la fibra capilar “. El segundo objetivo sería establecer una rutina semanal de tratamiento profundo de manera constante durante cuatro a seis semanas.

Solución: Los expertos recomiendan tratar previamente la fibra capilar aplicando un tratamiento de proteínas al cabello seco y sucio antes del champú, como un aceite o una máscara desintoxicante. Luego, debes peinarlo con el producto y hacerte en un moño bajo mientras duermes. Esto permite que el cabello absorba la proteína necesaria que ayudará a fortalecer la fibra capilar, además de proporcionar la base para que todos los elementos hidratantes del champú y acondicionador se adhieran correctamente al cabello para una máxima eficacia. Otra opción que puede ayudar es acudir a productos que crean enlaces con las proteínas en el cabello, para reforzar la cutícula durante el proceso, sin olvidar mantener tu cabello bien hidratado en el área dañada.

 

4. Abuso del calor

La dependencia de herramientas calientes para tu rutina diaria puede revelarse de múltiples maneras: el calor abre las cutículas, permitiendo que el cabello se seque al darle forma cuando se está secando o rizando el cabello.

Solución: Demasiada exposición al calor puede dañarlo, por lo que siempre es necesario usar un protector de calor. También puedes usar un ajuste de calor apropiado para la textura de su cabello, evitando aplicar el calor sobre el cabello sucio e intentando no usar calor todos los días. Busca productos para la protección térmica que incluyan ingredientes que se activan con el calor para proteger los mechones o puedan proporcionar una cubierta protectora en el pelo para evitar que el calor directo cause daños.

 

5. Adelgazamiento o pérdida capilar

Hay muchos hábitos que pueden causar el adelgazamiento y pérdida de cabello. Primero debes saber que el adelgazamiento y la caída del cabello no son lo mismo. Según los profesionales, el adelgazamiento implica menos cabello, o partes visiblemente más anchas en el cuero cabelludo. La pérdida de cabello se refiere a un aumento notable del desprendimiento.

Y dado que son problemas diferentes, suelen tener causas diferentes. Pero lo que es común es que la pérdida de cabello es causada por docenas de cosas como problemas endocrinos [hormonales] subyacentes, estrés, medicamentos, posparto, caspa, psoriasis, enfermedades autoinmunes, deficiencias nutricionales, reacciones alérgicas y más. Las trenzas y las colas de caballo apretadas también pueden conducir a la pérdida. Tirar del cabello o causar tracción puede debilitar el cabello y el folículo, lo que contribuye a la pérdida del cabello, así que si notas un decrecimiento de tu cabello debes tomarte un descanso de los estilos tensos para reducir la tensión y preservar la raíz.

Solución: Si experimentas caída de cabello, lo ideal es reservar una cita con tu dermatólogo, para que te recomiende tratamientos que incluyan suplementos, agentes tópicos como el minoxidil, suplementos orales, terapia de luz de bajo nivel y terapia de plasma rica en plaquetas. Los medicamentos a base de hierbas en dosis de grado farmacéutico también funcionan; por ejemplo, se ha demostrado que la palma enana americana (saw palmetto) estimula el crecimiento del cabello y su curcumina disminuye la inflamación que puede contribuir a la caída del cabello. Un estudio doble ciego en 40 mujeres sanas entre 21 y 65 años con adelgazamiento y pérdida de cabello mostró un aumento tanto en el grosor como en el crecimiento después de seis meses con el suplemento.

Glóbulos blancos generados por el resfriado común podrían servir ante COVID-19

Algunas personas sanas tienen células inmunitarias que son capaces de reconocer al SARS-Cov-2 y el motivo podría encontrarse en infecciones previas con otros coronavirus como el del 'resfriado común', aunque esta posible reactividad cruzada debe aún estudiarse en profundidad.

La revista Nature ha publicado un estudio en el que se ha observado que individuos que no han pasado la COVID-19 tienen un tipo de linfocitos T (encargados de localizar la célula infectada y destruirla) capaces de reconoce al actual coronavirus.

La distinta intensidad de los síntomas que desarrollan las personas debido a la COVID-19 es objeto de una intensa investigación por parte de los científicos y la respuesta puede deberse a diversos factores.

Existen 6 «tipos o variantes» de covid-19 que producen efectos y síntomas diferentes

Un análisis realizado por investigadores de la universidad King’s College London, en Reino Unido, reduce a seis los «tipos» de covid-19, cada uno caracterizado por un cúmulo particular de síntomas.

Cada uno de estos tipos presenta variaciones en la severidad de la enfermedad que produce el coronavirus y en la necesidad de aplicar asistencia respiratoria durante la hospitalización, según los científicos.

«Estos hallazgos tienen implicaciones importantes para el cuidado y monitoreo de las personas que son más vulnerables a la forma más severa de covid-19», dijo la autora del estudio, la doctora Claire Steves, del King’s College London.

El equipo que lideró Steves se basó en los datos recopilados de la COVID Sympston Study App, una aplicación que permite a los usuarios tanto descargar como ingresar información referente al coronavirus.

Aunque una tos persistente, fiebre y pérdida de olfato (anosmia) generalmente se señalan como los tres principales síntomas de covid-19, los datos recopilados de los usuarios de la aplicación indican que las personas pueden experimentar una amplia gama de síntomas diferentes, incluyendo jaquecas, dolor muscular, fatiga, diarrea, confusión, pérdida de apetito, dificultad respiratoria, entre otros.

La progresión de la enfermedad, así como sus consecuencias, también varía significativamente entre las personas, que pueden manifestar desde un leve síntoma gripal o salpullido sencillo hasta afecciones severas e inclusive muerte.

 

Los investigadores basaron sus hallazgos en información de la aplicación COVID Sympston Study App.

Para conocer si síntomas en particular tienden a manifestarse juntos y cómo se relaciona esto con la progresión de la enfermedad, el equipo utilizó un algoritmo de aprendizaje automático para analizar los datos de un subgrupo de unos 1.600 usuarios en Reino Unido y Estados Unidos confirmados con covid-19 que regularmente ingresaron sus síntomas en la aplicación entre marzo y abril.

También se basaron en una segunda base de datos independiente de 1.000 usuarios en Reino Unido, EE.UU. y Suecia que ingresaron sus síntomas en mayo.

El análisis reveló seis cúmulos o agrupaciones de síntomas que surgen en momentos particulares durante la progresión de la enfermedad que representan seis «tipos» diferentes de covid-19

https://dq.do/586d0269-e0bc-45b1-8db6-b4508590362e" alt="_113528068_line976.jpg">

Los 6 cúmulos de síntomas

  1. «Gripal» sin fiebre: jaqueca, pérdida de olfato, dolor muscular, tos, dolor de garganta, dolor de pecho, sin fiebre.
  2. «Gripal» con fiebre: jaqueca, pérdida de olfato, tos, dolor de garganta, ronquera, fiebre, pérdida de apetito.
  3. Gastrointestinal: jaqueca, pérdida de olfato, pérdida de apetito, diarrea, dolor de garganta, dolor de pecho, sin tos.
  4. Nivel severo uno, fatiga: jaqueca, pérdida de olfato, tos, fiebre, ronquera, dolor de pecho, fatiga.
  5. Nivel severo dos, confusión: jaqueca, pérdida de olfato, pérdida de apetito, tos, fiebre, ronquera, dolor de garganta, dolor de pecho, fatiga, confusión, dolor muscular.
  6. Nivel severo tres, abdominal y respiratorio: jaqueca, pérdida de olfato, pérdida de apetito, tos, fiebre, ronquera, dolor de garganta, dolor de pecho, fatiga, confusión, dolor muscular, dificultad respiratoria, diarrea, dolor abdominal.

Todas las personas que reportaron síntomas sufrieron de jaquecas y pérdida de olfato, con varias combinaciones de síntomas adicionales en diferentes momentos.

Algunos de estos, como confusión, dolor abdominal y dificultad respiratoria todavía no se conocen como síntomas de covid-19. Sin embargo son distintivos de las formas más severas de la enfermedad.

Después, los científicos investigaron si las personas que experimentan un cúmulo específico de síntomas eran más propensas a necesitar asistencia respiratoria por medio de un respirador u oxígeno adicional.

Descubrieron que un muy bajo porcentaje de las personas con los cúmulos 1, 2 y 3 necesitaron asistencia respiratoria; entre 1,5% y 3,3%.

Pero el porcentaje de aquellas que manifestaron síntomas de los cúmulos 3, 4 y 5 fue de 8,6%, 9,9% y 19,8%, respectivamente.

Además, casi la mitad de los pacientes en el cúmulo 6 terminaron en el hospital, comparado a sólo 16% del cúmulo 1.

En términos generales, los pacientes que manifestaron síntomas de los últimos tres cúmulos tendieron a ser mayores y más débiles, con más probabilidad de ser obesos y tener condiciones preexistentes como diabetes o enfermedad pulmonar que los pacientes de tipo 1, 2 o 3.

 

Recopilando la información de síntomas sólo cinco días después del inicio de la enfermedad y combinándola con la edad, sexo, masa corporal y condiciones preexistentes de los pacientes el equipo de King’s College desarrolló un modelo con el que podían pronosticar el cúmulo en el que coincidirían los pacientes y sus riesgos de hospitalización y asistencia respiratoria.

Dado que la mayoría de las personas que requieren asistencia respiratoria se interna en el hospital unos 13 días después de manifestar los primeros síntomas, esos ocho días de anticipación representan una «alerta temprana» significativa sobre quiénes necesitarían cuidados más intensivos.

«Si puedes pronosticar quiénes serían esas personas al quinto día, tendrías tiempo de ofrecerles asistencia e intervención temprana como el monitoreo de niveles de oxígeno y azúcar en la sangre, además de asegurar que estén bien hidratadas», explicó la doctora Steves.

«Esos son cuidados que pueden darse en casa, evitando la hospitalización y salvando vidas», concluyó.

Diferencia entre prueba de anticuerpos y PCR para el COVID-19

 

El ministro de la Presidencia y presidente de la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y Control del Coronavirus, Gustavo Montalvo, dijo este martes que en el país se están realizando las pruebas de anticuerpos y las PCR para detectar el COVID-19.

Ambos test tienen el mismo objetivo, que es conocer si una persona ha estado o está afectada del virus, pero para lograrlo se debe seguir un protocolo, de lo contrario, el resultado puede no ser fiable. No obstante, ambas pruebas son “confiables”.

Es seguro es ir al gimnasio en tiempos de pandemia?

 

¿Es seguro ir al gimnasio durante la pandemia del coronavirus? Depende de dónde vivas y de las precauciones que tomen tú y el propio gimnasio.

Si los casos de COVID-19 no están controlados donde vives, los expertos dicen que lo mejor es no ir. Pero si vives en un área donde la propagación está contenida, hay formas de minimizar el riesgo cuando se hace ejercicio.

Image
En Diario Quisqueya trabajamos incansablemente para que estés siempre informado.

Posts populares